Blogia
espaciopublico

Episodio 11-S (Felipe Romano)

El falso terror es un truco muy viejo que se viene implementando desde los tiempos romanos[1] para crear los enemigos que uno necesita y legitimar las conquistas que se realizan bajo su amparo. Estados Unidos a los largo de su historia posee una basta tradición al respecto. Un ejemplo de ello fue el hundimiento (mejor dicho el autohundimiento) del Maine en 1898 anclado en La Habana para justificar la intervención en Cuba. Otro caso fue el ataque por “sorpresa” (zona liberada) en la base naval de Pearl Harbour en 1941 ejecutado por los japoneses. La excusa perfecta para que Estados Unidos ingrese a la Segunda Guerra Mundial. El último de los episodios (el más sofisticado) fue el “atentado terrorista” (mezcla de zona liberada y autoatentado: uniendo las experiencias pasadas del Maine y Pearl Harbour) ocurrido el 11 de Setiembre de 2001, que luego justificó la invasión a Afganistán e Irak, dos países con grandes reservas de gas y petróleo. El éxito de estas operaciones fue posible, más allá de las muy buenas estrategias armadas, por el profundo conocimiento y aprovechamiento del comportamiento de la mayoría de los seres humanos. Pues, la generalidad de las personas (naturalmente y/o influenciadas) se manejan a través de un pensamiento concreto, pasivo y dependiente, que tienden a creer las verdades aparentes sin demasiadas dudas y controversias.   


[1] En el año 70 A.C., un político menor, ambicioso y hombre sumamente adinerado, Marcus Licineus Crassus, quería gobernar Roma. En el año70  A.C. Roma era todavía una República, la cual ponía límites muy estrictos a lo que sus gobernantes podían o hacer y mas importante aún a aquello que NO PODÍAN HACER. Pero Crassus no tenía ninguna intención de soportar tales límites a su poder personal, e ideó un plan. Crassus hizo uso de la revuelta de esclavos, llevada a cabo por Espartaco, para golpear con el terror los corazones de Roma cuya guarnición Espartaco ya había derrotado en  batalla. Pero Espartaco no tenía ninguna intención de marchar sobre la misma Roma, un movimiento que el sabía era suicida. Espartaco y su grupo no deseaban nada con el imperio romano  y habían planeado, desde el principio, meramente saquear bastante dinero de sus dueños anteriores en el campo italiano para contratar una flota mercenaria en las cuales podrían navegar hacia la libertad. Navegar lejos era la última cosa que Crassus quería que Espartaco hiciera. Él necesitaba a un enemigo conveniente con el cual podría aterrorizar a la propia Roma, para su ganancia política personal. Así que Crassus sobornó la flota mercenaria, para que partiera sin Espartaco, luego posicionó dos legiones romanas de tal manera que Espartaco no tuvo otra opción que marchar sobre Roma. Aterrados por la inminente llegada del ejército más temido de gladiadores, Roma declaró a Crassus Praetor. Crassus aplastó al ejército de Espartaco y entonces aunque Pompeyo tomó el crédito, Crassus fue elegido Cónsul de Roma al año siguiente.  Con esta maniobra, los romanos entregaron su forma republicana de gobierno. Pronto surgiría el primer Triunvirato, con Crassus, Pompeyo y Julius Caesar, seguido de los Dioses-Emperadores de Roma.  
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Nike Shox Clearance -

You might not be ready to handle the instances, but it is possible to compose your response. You can turn your pain into profanity -or into poetry. The option is as much as you. You might not have selected your challenging time, but you can choose how you may react to it.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Omar -

Felipe. Si el 11-S fue un evento sofisticado, el epíteto está bien aplicado, pues fue un mero sofisma. Un engaño.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres